El comienzo

1988 Pierre y Koen Brutsaert, dos primos emprendedores procedentes de la agricultura, crean CID LINES.

1989  CID LINES desarrolla y lanza CID 20, en ese entonces el único desinfectante recomendado por el gobierno para combatir enfermedades animales infecciosas como la peste porcina. Este producto icónico marcó el comienzo oficial de un crecimiento constante de pericia y saber hacer en el ámbito de la desinfección y la higiene en el sector agrícola.

1990 Gracias al éxito de CID 20 en el mercado porcino y avícola, CID LINES hoy es líder de mercado en Bélgica. Las instalaciones originales de la empresa se quedan pequeñas por lo que se produce el traslado a un edificio nuevo en un polígono industrial situado en Ypres con capacidad suficiente para albergar unidades de producción y oficinas.

Expansión internacional

1992 Avalada por su floreciente reputación doméstica, CID LINES da sus primeros pasos en el mercado europeo. Países Bajos, Francia y Polonia son los primeros países de exportación en conocer la gama de productos de CID LINES, que ya consiste en un paquete completo de productos de limpieza y de desinfección, incluido Virocid.

1993  Se crean subsidiarias en Francia y Polonia. En Polonia, CID LINES empieza concentrándose en la industria de los alimentos, pero termina ampliando sus actividades a los demás sectores en los que opera.

Expansión global

1994 Apenas 6 años después de su creación y alentada por sus éxitos europeos, CID LINES fija su mirada en el resto del mundo. Durante una visita a agricultores en Tailandia descubrieron que no solo existía un gran interés en sino también una amplia demanda de pericia y productos belgas relacionados con la higiene. Llegan los primeros pedidos de fuera de Europa.

1997 Esta segunda ola de expansión obliga a la casa matriz de CID LINES a trasladarse una vez más a unos locales aún más amplios. Tanto la unidad de producción como las oficinas administrativas fueron trasladadas a la antigua planta de producción de Lee Jeans en el mismo polígono industrial. Este centro ofrece una capacidad de 15.000 m2 para permitir que la empresa siga creciendo.

La integración vertical y horizontal abre nuevos mercados.

1999  Avalada por su saber hacer en el ámbito de los detergentes y en respuesta a la demanda procedente de diferentes sectores, CID LINES sigue ampliando su gama. La empresa invierte sustancialmente en I+D convirtiéndose en sinónimo de calidad en la industria de la ganadería intensiva y de los alimentos. CID LINES también explora el mercado de lavado de coches y camiones y lanza una gama completa para este sector, posteriormente desarrollada bajo la marca Kenotek.

2003 CID LINES abre la nueva unidad de producción GMP-pharma que produce medicinas veterinarias en estricto cumplimiento con toda la legislación nueva. En 2004 lanzan 4 selladores certificados para uso médico.

Un actor global expande tanto en el plano nacional como el internacional.

2006 Después del lanzamiento de la gama Keno para la higiene de la ubre en 2005 y el brote de gripe aviar en Asia y Europa, en 2006 CID LINES se convierte en asociado de tanto el gobierno como la industria en más de 25 países. Produciendo más de 10 millones de litros de desinfectante al año, CID LINES ya es un actor global. La subsidiaria polaca se traslada a una nueva oficina con un almacén optimizado.

2008 Debido a sus éxitos continuados, la empresa una vez más se encuentra hasta los topes y se ve obligada a abrir 2 sucursales adicionales en Ypres. Además de la unidad de producción y administración, se comienza a trabajar en un centro logístico y un edificio separado para Ventas, Marketing e I+D.

Soluciones de higiene total desde la granja hasta la mesa.

2014 CID LINES continúa invirtiendo de forma ambiciosa en seguir expandiendo y especializando su gama de productos. Su pasión por la higiene a lo largo de toda la cadena alimentaria va más allá de la mera producción. No se ahorran gastos ni esfuerzos para ofrecer soluciones integrales a cada sector relacionado con la producción y la seguridad alimentarias, ya sea de forma directa o indirecta. Además de ofrecer productos innovadores, soluciones rentables y asesoramiento solvente, CID LINES también garantiza la excelencia de sus empleados. Cada uno de los empleados de CID LINES es un experto en su campo comprometido a transferir sus conocimientos.

2015 Hoy CID LINES comercializa más de 1000 productos y exporta a más de 96 países en 5 continentes.

Todos los días más de 185 empleados dedicados trabajando en la casa matriz en Ypres y las empresas subsidiarias en Polonia, Francia, Reino Unido, España y Oriente Medio,... aportan lo mejor de sí mismos.